Manuela Colombo: “Generamos realidad a través de lo que decimos, y también de lo que no decimos”.
19 octubre, 2020
Entrevista a Lara Pizarro
10 noviembre, 2020

Como ya les contamos anteriormente en la nota de Carina Strobietto, fundadora de Mujer Tic, la pandemia provocó cambios en todos los aspectos de su vida.



Transitar los últimos meses de su embarazo en este nuevo contexto, hizo que lo burocrático fuera aún más burocrático y complicado. Cuando llegó el momento de tramitar la licencia por maternidad, dos personas fueron clave para que se concretara: Lorena Baez de Anses y Damián Payeres de Distecna, empresa donde Carina trabaja. Esta situación visibilizó que el factor humano, la empatía y la comunicación son fundamentales para acompañar a una futura mamá. ¡Mujer Tic conversó con los protagonistas de esta historia!

MT: ¿Cómo les gustaría presentarse?


LB: Hola, soy Lorena Baez, trabajo en ANSES.


DP: Hola, mi nombre es Damián Payeres y soy el Responsable de Administración de Personal en Distecna.


MT: ¿Cómo fue que intervinieron para ayudar a Carina?

LB: Como mujer y mamá, me pongo siempre en el lugar de la otra persona que necesita realizar su trámite y transitar el embarazo en total tranquilidad. En el caso de Carina la ayudé para que pudiese concretar la licencia en un momento tan complicado como el que le tocó, con una pandemia mundial.


DP: El caso de Carina va a quedar en la historia, no solo por el contexto en el que se dió su embarazo, sino también por un inconveniente puntual que tuvimos para ingresar su trámite de maternidad en ANSES. Esto hizo que no pudiera cobrar su licencia en tiempo y forma, por ese motivo, desde la empresa decidimos que lo mejor para acompañarla, era realizar un préstamo hasta que se regularizara el trámite.


Cuando les preguntamos si harían cambios en el proceso para las mujeres que atraviesan un embarazo, ambos estuvieron de acuerdo en que hay que seguir trabajando para mejorar y actualizar los procesos, que sea todo menos burocrático y más ágil.

En la historia de Carina, todo tuvo un final feliz, se topó con varias piedras en el camino que pudo esquivar gracias a la calidad humana de dos personas que se movieron para que eso suceda.


Una vez más comprobamos que ante la adversidad, siempre triunfan las buenas acciones.

Por más personas como Lorena y Damián. ¡Muchas gracias!




De la redacción de Mujer TIC