¿Cómo es el acceso a la tecnología para las mujeres?

Historias de emprendedoras: Jessica Nieto, Co – founder de RUF – Robótica de Utilidades Funcionales.
6 julio, 2020
Historias de emprendedoras: María Luisa Miranda, Directora en Innova Agile Teams.
24 julio, 2020

Este mes vamos a reflexionar sobre el acceso a las tecnologías para las líderes del mañana.


Los disparadores que fueron surgiendo para armar la temática del mes, se convirtieron en interrogantes a responder: ¿Cómo es el acceso a la tecnología para las mujeres? ¿Con qué herramientas cuentan hoy las líderes del mañana? Brecha digital existente entre mujeres, aquellas de recursos y aquellas que no pueden acceder. Y también entre hombres y mujeres.

En la última década, el acceso a las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) y su uso se han convertido en la fuerza motora que une a cientos de organizaciones.

Desde Mujer TIC queremos visibilizar la brecha digital de género existente en este mundo en el que cada vez estamos más conectados. Los estereotipos existentes aún sobre las profesiones digitales y técnicas, hacen que las mujeres nos encontremos cada vez más alejadas de la igualdad en las TIC y no al revés.

La semana pasada, Infobae publicó una nota sobre el liderazgo femenino, igualdad salarial y otras claves de las tres mejores empresas para que las mujeres trabajen, basadas en la misma, podemos destacar que la pandemia desencadenó una crisis económica mundial, amenazando el trabajo de miles de personas y cuando de recorte se habla, siempre se empieza por los puestos de menor escala, o de menor salario y los de menores beneficios.

En nuestro país, el porcentaje mayor de estos puestos son ocupados por mujeres, dejando al descubierto una vez más la desigualdad de género en materia laboral.


Datos de 2019 arrojan que Argentina las mujeres en ciencia y tecnología representan el 52% pero solo ocupan el 18% de los cargos en el ámbito privado. Además, representan el 23% de las empleadas en puestos vinculados con tecnologías de la información y comunicaciones, y menos del 30% de las investigadoras científicas del mundo. Y solo hay un 13,5% de ellas trabajando en robótica e inteligencia artificial.

Actualmente las mujeres representamos la minoría en las carreras de ciencia y tecnología.

En América Latina la desigualdad afecta al empoderamiento económico de la mujer. Todos los países poseen brecha de género en la fuerza de trabajo, en posiciones de liderazgo, en actividades emprendedoras, en carreras de ciencia y tecnología y en el acceso y posibilidades de uso de Internet.

El camino es largo, debemos modificar las políticas y cultura institucional para transformar y achicar esta brecha.

Queremos que las líderes del mañana tengan las mismas posibilidades, que puedan desarrollarse y educarse en un mundo inclusivo. La estrategia que deberíamos abordar es una de igualdad de oportunidades que facilite el empoderamiento femenino.

¡Sigamos trabajando para hacerlo real!





De la redacción de Mujer TIC