Reflexiones sobre el liderazgo femenino. Por Mariana Simón, fundadora de Athina Solutions.

Entrevista a Lisette Guzmán Bertini, su experiencia personal y el rol del liderazgo.
29 mayo, 2020
Siete herramientas digitales, indispensables para cualquier emprendedora.
9 junio, 2020

“Líderes femeninas con estilo propio mientras cuidamos al otro y lo apoyamos. Un estilo que solo aprenderemos si, a pesar del miedo, tenemos la apertura para experimentarlo. Creando caminos al andar”.


La semana pasada “Mujer TIC” me planteó el desafío de escribir sobre “Liderazgo Femenino”. Y me quedé pensando y dándole vueltas al concepto durante días.

Estaba insegura sobre si entendía bien los conceptos de “Liderazgo” y de “Femenino”. Traté de diferenciar paradigmas, formas, relatos y emociones que asociaba a estos conceptos. Pero se me mezclaron las imágenes de muchas mujeres y hombres que admiro por igual, todos exitosos de maneras diferentes y parecidas a la vez (…y sí, también se me cruzaron fotos de personas que no admiro!).

Y claro, ahí me di cuenta que se me complicaba la definición porque partía del mundo tangible. Ese que está relacionado con nuestra forma tradicional de educarnos y formarnos, con nuestro legado familiar, con lo que nos enseñó la sociedad desde que éramos pequeñas. Todo lo vinculado con aprender reglas y reproducirlas. Pero ahí, justo ahí, encontré lo que estaba buscando. Lo sutil, lo invisible, lo interno, lo más profundo. Lo que se aprende desde lo vivencial, desde la experiencia. O sea, haciendo camino al andar. Creando.

Pero había algo en esta fórmula de oposición que me molestaba cuando pensaba en Liderazgos exitosos. “Reproducir vs. Crear.” Decidí cambiar el “versus” por el “y”, y automáticamente desapareció lo que me molestaba. “Reproducir y Crear.”

Masculino y Femenino. Femenino y Masculino. Alternando. Respetando a ambos. Complementario significa que se elige uno y otro porque ambos son necesarios. No se reemplaza uno por otro, ni es uno contra otro.

Y creo que ese conector, el “y” es el que define por excelencia al Liderazgo Femenino en un sentido positivo. Al inclusivo.

Sí, ya sé. Ya nos es desafiante desarrollarnos como líderes, que encima ahora necesitamos aprender a desarrollar varios estilos. Y sí. Ganar libertades implica también asumir “Respons-Habilidades”: desarrollar las “habilidades para responder” con empatía, con compasión, con respeto.

Líderes femeninas con estilo propio mientras cuidamos al otro y lo apoyamos. Un estilo que solo aprenderemos si, a pesar del miedo, tenemos la apertura para experimentarlo. Creando caminos al andar.





Mariana Simón, fundadora de Athina Solutions.