Entrevista a Cintia González Oviedo, Directora de Bridge the Gap.

El rol de la mujer en el ámbito laboral y la maternidad
6 marzo, 2020
Entrevista a Marisol de la Fuente: Gerente de Marketing de Oracle y Sommelier internacional.
25 marzo, 2020

"CONTACTEN A MUJERES, HAGAN REDES CON MUJERES QUE QUIEREN CAMBIAR LAS COSAS, EL CAMINO ES TODAS UNIDAS"


MT: ¿Cómo te gustaría presentarte?
C: Soy la fundadora y CEO de Bridge The Gap, una consultora que impulsa la innovación a través de la diversidad, la igualdad y la inclusión. Trabajamos en comunicaciones diseñando procesos de cambio en las empresas, siempre con los pilares que fortalezcan la diversidad e inclusión. Soy psicóloga de formación, tengo una maestría en marketing y estoy terminando mi maestría en género. También soy consultora del Banco Interamericano de Desarrollo para una iniciativa de paridad de género y Directora de contenidos del Women Economic Forum.


MT: ¿Cómo lograste transformar en algo positivo la discriminación que sufriste en tu trabajo?
C: Sufrí discriminación cuando me casé: mi jefa aludía que casarse no era feminista. Empezó a contarme que la empresa me cubría los jardines y guarderías, todas las ventajas que tenía la maternidad y yo ni siquiera había pensado en serlo. Nuestras charlas se limitaban a hablar de esas cosas en vez de enfocarnos en el trabajo, empezó a dejarme afuera de reuniones y decidió que yo no iba a continuar. La verdad no fue fácil, fue un camino muy largo porque en el proceso fui mamá.


MT: ¿Cómo surge la idea de formar Bridge The Gap?
C: Yo era gerente de marketing y me metí en el mundo de la psicología, nunca había ejercido clínica y empecé a estudiar un montón: desde psicología cognitiva hasta psicología positiva, neurociencias, algo de psicología organizacional. A la vez fui mamá y atravesé una depresión postparto. Trabajé con víctimas de violencia de género y la verdad no me sentía contenta con todo eso que estaba pasando. También me sentía excluida del mercado laboral, si quería retomar en un puesto corporativo, estaba totalmente fuera de mercado. En 2016 decidí empezar a emprender y no sabía en qué, por lo que tomé algunos cursos de emprendedurismo para inspirarme, a veces me quedaba hasta la madrugada pensando ideas de qué es lo que quería hacer y en 2017 dije bueno voy a hacer una consultora que impulse la igualdad en las empresas y que trabaje especialmente la conciliación de vida personal - laboral, ya que en ese momento estaba trabajando y estudiando todo lo que era la vuelta al trabajo, el impacto del embarazo y la maternidad en las mujeres. Así empecé con este proyecto y después fui incorporando los temas de marketing. Fue un proceso paulatino pero surgió la idea en sí por mi experiencia personal y porque tenía muchas ganas de cambiar las cosas para las mujeres, sobretodo a partir de la maternidad.


MT: ¿Cuál creés que es tu aporte a la sociedad?
C: Nunca me sentí importante como para pensar que podía aportar algo a la sociedad, pero en los últimos años me di cuenta de la importancia del mensaje que doy. De repente me encontré siendo speaker y no era algo que tenía planificado ser, pero descubrí que le hacía muy bien a un montón de mujeres que se sentían frustrados o fracasadas, las inspirada y eso me parece muy poderoso. Poder decirles esto no es tu culpa, esto no te pasó porque fracasaste, sino porque hay un sistema laboral que funciona penalizando la maternidad en las trabajadoras y muchas nos encontramos con que nuestras posibilidades de carrera o de ambición caen, porque decidimos ser madres o porque te casás cuando con los varones es totalmente al revés.


MT: ¿Qué es lo que te motiva a seguir trabajando por un mundo más justo?
C: Me motiva que mi hija tenga una vida mejor que la que tenemos nosotras, un mundo más igualitario. Me impulsa ver las injusticias y los casos de violencia género y querer cambiar las cosas. Me motiva mucho dar charlas y ver que la gente va cambiando, que me digan la verdad nunca lo había pensado así o me abriste los ojos, eso me inspira un montón.


MT: ¿Cómo te gustaría que cerremos la nota?
C: Me encantaría dejar un mensaje: pedir derechos y hablar de igualdad de género no quiere decir que todo nos tiene que venir arriba, nosotras trabajamos un montón y nos merecemos igualar la cancha para que todo nuestro trabajo se luzca. También me gustaría dejar un mensaje a las mujeres que han sufrido exclusión o algún tipo de perjuicio por ser madres en el trabajo: contacten a mujeres, hagan redes con mujeres que quieren cambiar las cosas, el camino es TODAS UNIDAS.



Del equipo de redacción de “Mujer TIC”